lunes, 10 de agosto de 2009

cuadragenario

(78ª parada)
"Cuando tenía ya cuarenta años, Moisés tuvo el deseo de visitar a sus hermanos, los hijos de Israel. (…) Al oír tal declaración, Moisés huyó y vivió como extranjero en la tierra de Madián, donde tuvo dos hijos. Y cuarenta años después, un ángel se le apareció en el desierto del monte Sinaí, en el fuego de un arbusto que ardía".
(Libro de los Hechos de los Apóstoles, cap. 7: 23,29-30)

Con una palabra tan fea, ¿no es normal que luego se hable de "crisis de los 40"? ¡Claro… una palabra que comienza por cuadra no podría traer buenos aromas! Igual que cuadragésimo (por más que se usen indistintamente, no se debe confundir con cuarentavo: aquél puede ser un numeral ordinal o partitivo; pero éste sólo es partitivo, nunca ordinal). Y lo digo por el cuadragésimo aniversario que me ha endosado este 10 de agosto. Aunque quiero insistir en lo de "cuadra", porque a esta edad pocas cosas hay que cuadren, ni uno está ya como para cuadrarse ante nada… Hay unas pocas más canas (entre la negra cabellera) y unas pocas menos ganas (de que esa cabellera se la tomen a uno sin venir a cuento con "verdades por decreto").
Ya nos lo decía Sócrates: "Sólo sé que no sé nada". Y no es que el griego tratara de desprestigiar todo sistema educativo (idea que tomo de otra viñeta de Quino). Simplemente, que la edad lo va desautorizando a uno frente al conocimiento de las cosas seguras de un modo alarmante. Dicen que seguros son los impuestos y la muerte… ¡pues que les den a ambos! Estamos en la zona gris, donde lo seguro es más bien escaso. Lo más seguro es la creciente capacidad de hacerse preguntas que quedarán sin respuesta. De lo más trivial a lo más trascendente…

...trivial, como por ejemplo (y sin afán de resultar provocador): ¿Cuándo y de qué manera hemos llegado entre todos a conseguir que la vida, nuestro mundo, sea algo tan complejo, injusto, demencial, vacío, absurdo, aterrador, desolado, incoherente…?
...trascendente, como por ejemplo (y sin afán de resultar provocador): ¿De qué rayos está hecho ese garabato tan cambiante y que a veces se ve flotar en el ojo, escapando a saltitos de la mirada?

Preguntas que ni en otros cuarenta años se podrían resolver. Al contrario, esos cuarenta años acumulados a los anteriores traerían nuevas y más complejas preguntas. Todavía más triviales y todavía más trascendentes.

Pero baste a cada día su propio afán. El de hoy era celebrar el recién adquirido título de cuadragenario, que ya me hace un poquito mayor de lo que dice el padre de Mafalda, debatiéndose entre los 39 y los 40 (¡ah, qué tiempos! jajaja).

Cumplir años... Moisés, el del texto de arriba, llegó a los 120 (40 formándose para ser faraón en Egipto, 40 pastoreando rebaños en Madián y 40 peregrinando en el desierto de Sinaí); pero tal y como escribe su sucesor, Josué, al final del libro del Deuteronomio: "Moisés era de ciento veinte años de edad cuando murió; pero sus ojos seguían viendo y no se extinguió su fortaleza". Y, lo mejor, es que en sus ciento veinte años de edad aprendió a ser el hombre más humilde que se conocía sobre la faz de la tierra. Una de las cosas más grandes que se pueden hacer en la vida.
Cumplir años es mucho más que ir agotando números o que cambiar de calendario aún otra vez. Más bien, es un momento especial en que se le brinda a uno la oportunidad de agradecer por tantas cosas vividas, recibidas y ofrecidas; de agradecer por lo maravilloso de todo lo que ha sido concedido en tan sólo 365 días. Y es lo que pienso hacer hoy.

Por eso, no se me ocurre agobiarme por ver un 40 a mi lado.
Son sólo números, no es lo importante.

15 comentarios:

  1. Los que llevamos mediada la crisis de los sesenta casi ya ni nos acordamos de la de los cuarenta.
    Y, encima, no podemos ampararnos en la perfección del número cuarenta que Moisés triplicó.
    Nos cobijaremos, pues, a la sombra de Matusalén para no perder la esperanza.
    Disfruta de la sabiduría que ayer te ha traído el churrascado S. Lorenzo y olvida cuadras y tetras.
    Tampoco te preocupes por la quiebra de las seguridades. Te veo cada vez más sabio.
    Mis más cordiales felicitaciones, muchacho cuadragenario, que no cuarentón.
    Sigue haciéndote preguntas y contándonoslas. Aunque no tengan -aún- respuestas.

    Un enorme abrazo.

    ResponderEliminar
  2. ademas qué puede importante el numero 40 si te ves de muchos menos :P :P en fin, eso creo, la verda no sé como deberia verse uno a los 40.. a mis papas yo los veia tan hermosos y jovenes (y aun delgados jajajajajaja)
    Una cosa que me hace "clic" es lo de agradecer y celebrar no solo lo que se ha recibido, que eso es de buena crianza sino también lo que uno ha dado. Eso lo encuentro heavy y no por la envergadura de lo entregado, sino por haber podido dar y tener cerca a quien esté dispuesto a recibir, valorar y/o apreciar.. y todavia mas impresionante cuando eso que uno pudo haber entregado ha hecho alguna pequeña diferencia (positiva, entandamos) en la realidad cotidiana del otro, asi sea una sonrisa de fin de dia..
    No es trivial tener alguien a quien dar y sin embargo es completamente indispensable, tons como no agradecerlo!
    Y eso de la desautorizacion que la propia vida va haciendo de nuestras ideas lo encuentro top, es la forma en que se aprende y ahi va la regla de los ojojs bien abiertos para saltar eventuales frustraciones y visualizar la dichosa "leccion".
    Felicitacines por vivir.

    ResponderEliminar
  3. Hombre, muchísimas felicidades!!! (atrasadas, lo siento, no entro mucho)

    Un abrazo muy gordo

    ResponderEliminar
  4. ybris
    La prueba de que la sabiduría va en aumento con los años la tengo cada vez que visito tu blog. Todo un placer.
    Y no imaginas cuántos ánimos da eso para seguir adelante. Así que ahí estaremos, en la brecha :D
    un gran abrazo

    P
    Ahora mismo, yo debería copiar tu comentario y pegarlo a continuación del texto de la entrada. Que sí, que me ha gustado y que lo suscribo punto por punto (jejej que incluso yo también estoy hermoso y delgado, como tus papis a los 40 ;D)
    En la vida, nos podemos pasar el tiempo pensando qué podemos sacar de ella. Pero a veces es mucho más provechoso mantener la actitud de pensar qué podemos aportar a los compañeros de viaje, siempre que tal cosa sea posible. Como aquella frase de Kennedy: No te preguntes qué puede hacer tu país por ti, sino qué puedes hacer tú por tu país. Vale, pero sin el tema de lo limitado a las fronteras, sino al mundo en su totalidad y sin distinciones de gentes.
    et caetera ;D
    besos

    Poledra
    Muchas gracias, guapa. Aquí me pillas, cumpliendo años :D
    (y lo que digo siempre: nunca es tarde...)
    un besazo

    ResponderEliminar
  5. jajajajaja MUCHAS FELICIDADES AMIGO, disfrutalos de verdad! yo el 18 haré 43 jejejejeje, somos LEO los dos. Los mejores del zodiaco, de eso no hay duda jejejejeje.
    Yo estoy encantada con mi edad dónde no volvería es a los 18, porque seguro que haría todo al revés de como lo hice, pero ahora que ya estoy más o menos posicionada en todos los aspectos de mi vida...bendita madurez....eso si, me querría quedar así, para siempre....jajajaja, Va a ser que los milagros de este tipo no existen? jajajaja
    Abrazotes Rain

    ResponderEliminar
  6. Animo Raindrop, que esto no ha hecho mas que empezar! ;)

    ResponderEliminar
  7. Como diría ese alienígena (Sabino Arana tendría su teoría sobre esto): ZORIONAK MUTIL = FELICIDADES MUCHACHO!!! :D

    Creo que con los años se va teniendo más conciencia de lo que se ignora y las preguntas van decreciendo, ya no son importantes... lo mejor es que la necesidad de saber va creciendo. Espero que nunca se te acaben

    'Tas estupendo, sigue así
    Besos y tirones de orejas aunque sea días después

    ResponderEliminar
  8. Pues eso faltaba que te preocuparas por el número. Vamos a ver ¿tú no eres de ciencias? Entonces debes saber que un número es exactamente igual que otro. ¿Por qué el 40 debe ser diferente al 36 o al 52? ¿Por que acaba en cero? ¿Por que empieza por cuatro? Menuda tontería. Has pasado como bien dices 365 días con tus penas y tus alegrías, con tus trabajos y tus descansos, tus tareas y tu estupendo blog.

    Eso es todo, otro día, y al día siguiente otro. Sólo deberíamos preocuparnos por que cada uno de esos días tengamos 21,38,45 ó 76 seamos lo más felices posible.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Absolutamente precioso post ¡¡¡

    En primer lugar Felicidades por haber nacido en noche de Perseidas, por ver la llegada del hombre a la luna comodamente dentro del lugar más maravilloso del mundo, por ver el mundo así, extraño, complejo y ....genial.


    Un saludo y un tirón de orejas estrellado.

    J.

    ResponderEliminar
  10. Sara
    Muchísimas gracias por las felicitaciones :D
    Se dice que somos leo, aunque yo sólo me considero "leo" por mi afición a la lectura... el zodíaco me parece una patraña como otra cualquiera jeje
    Estaba pensando que a mí sí me gustaría volver a empezar para hacerlo todo al revés (a ver en qué acababa la cosa) ;D
    besazos

    samuel
    jajajajja parece ser que sí, que aún queda (casi) todo por delante.
    Pues allá vamos: hacia el infinito y más allá ;D
    un fuerte abrazo

    Avellaneda
    jajajjajaj tú porque ya estás más que familiarizada, pero te aseguro que si me dicen que Zorionak el Grande, del planeta Krador, acaba de invadir la Tierra, yo me lo trago xD
    Muchas gracias por tó: felicitaciones, piropos, tirones de orejas... :D
    besos

    Siberia
    Si es que los humanos somos asín: se nos mete en el entrecejo que haya cosas especiales, diferentes, y (a veces) no sabemos qué criterio seguir. Por eso, al cambio de década se le quiere dar ese toque distintivo. Y lo cierto es que el cambio de década debería estar en los 11, 21, 31, 41... porque nadie cumple 0 años, se empieza en 1.
    Por otra parte: ¿por qué se es "mayor de edad" a los 18 sin pasar un examen (antes o después) que lo demuestre? ;D
    Muchas gracias por estar aquí :D
    besos

    Jeanne
    Muchas gracias por tu visita ¡y en un momento tan especial!
    Me alegra que te haya gustado el post. Siempre pienso que el mejor pago a cualquiera de mis escritos son los comentarios que recibo con tanto cariño. Gracias de verdad :D
    Espero seguir cumpliendo años, a la luz de la luna y de las perseidas. Vaya que sí ;D
    besos

    ResponderEliminar
  11. Porque el 40 es un número redondo, porque no podemos añadir una crisis más a la que ya hay, porque en otros lugares es la edad de la vejez y en el nuestro sólo es un añito más, porque se te ve hermoso y delgado y! porque habrá que celebrar cada década con globos y perseidas, y no lamentando los años que ya se han ido..
    o no?
    :)

    muchas felicidades, majo!!!!
    (y que cumplas muchos más, of course)
    un bicooo

    ResponderEliminar
  12. Quiero invitarlos a unirse a mi campaña contra el maltrato a las mujeres y el femicidio, ayúdenme en esta campaña personal que he tomado como bandera de lucha
    Por amor honor y dignidad a las mujeres, Dios creo a las mujeres para que el hombre sepa lo que es la verdadera belleza y no para ser golpeadas por locos que andan destruyendo la creación divina, mas información en mi blog tierradeletrassur.blogspot.com y en mi correo para los que me quieran relatar quizás sus propias historias, además los que puedan me pueden enviar video saludos de apoyo , no importa de que país ni ciudad sean, todos podemos ayudar contra este maltrato, yo mostrare en forma publica sus videos en mis eventos de campañas y en mi espacio e facebook.
    Los que conozcan alguna organización, ONG, o quizás algún organismo internacional que se quiera sumar a mi campaña serán bien venidos, yo tan sólo soy un pequeño grano de arena, unámonos y formemos una gran bahía, chao gracias los espero a todos.

    ResponderEliminar
  13. Aurora
    jajjajaj con esa montaña de razones, ¿cómo no estar feliz a los 40? ;D
    Gracias por tu felicitación.
    besos

    víctor Rocco
    Está muy bien esa causa y siempre me gusta adherirme a todo lo que sea en favor de lo que es justo.
    Pero me has recordado una frase de la peli de animación Bichos cuando una de las hormigas habla de las intenciones de los saltamontes:
    Llegan, comen y se van... Llegan, comen y se van...
    Quiero decir que has pasado por aquí sin fijarte ni en lo que se celebraba. Bueno, otra vez será ;D

    ResponderEliminar
  14. ¡Cuarenta, pardiez,cuatro veces diez!
    Bueno, nunca es tarde para felicitarte por haberlos cumplido.
    A mi la década de los cuarenta me parece prodigiosa y yo me deslizo por ella. Tiene razón Socrátes, que la edad desautoriza a uno frente al conocimiento de las cosas seguras. Y bueno es que lo haga. Si surgen las "dudas" es porque hay muchas preguntas y pocas certezas, lo cual nos hace más tolerantes y menos dogmáticos en el pensamiento y en los juicios que podamos establecer ante cualquier aspecto de la vida.
    En "Metales pesados", Carlos Marzal dice:
    "La edad no nos otorga privilegios/salvo los que nosotros busquemos otorgarnos".
    Pero también: "La tarea de ver cuando miramos/ no es una inclinación de la juventud. Los jovenes ... son inmortales bestias impacientes".

    ¡Disfruta de esos cuarenta!

    Te dejo este enlace con una entrada que hice cuando fue mi cumpleaños,dándole vueltas a los cuarenta y ...

    http://sinpermisodetucaranilicenciadeustedes.blogspot.com/2009/01/tiempo-y-literatura.html

    ResponderEliminar
  15. Muchas gracias.
    Tu comentario y el enlace que me recomiendas me han resultado de mucho jugo. Más combustible para seguir caminando por la cuadragenia (un día de estos, dejaré de 'inventar' palabros, que ya tiene bastantes el diccionario ;D)

    besos

    ResponderEliminar

Sin tu comentario, algo importante le faltaría a este post.

Gracias por mejorarlo :D