lunes, 20 de agosto de 2012

física metafísica

(área de descanso nº 192)
"(...) Mejor no amarse
mirándose en espejos complacidos,
deshaciendo
esa gran unidad en juegos vanos;
mejor no amarse
con alas, por el aire,
como las mariposas o las nubes,
flotantes. Busca pesos,
los más hondos, en ti, que ellos te arrastren
a ese gran centro donde yo te espero.
Amor total, quererse como masas".
(Pedro Salinas, La voz a ti debida)

Ahora que ya no se cuentan átomos, sino partículas más misteriosas, tengo la impresión de que los físicos se han puesto a hacer metafísica. Como si fuera un reencuentro con los colegas que quedaron al otro lado del abismo, después de tantos siglos. Se han afilado las armas, las gigantescas armas, las costosísimas armas, para cazar las pruebas que sirvan para dirimir las nuevas discusiones. Ya no se habla como los metafísicos de antaño. Las nuevas discusiones han ido cambiando a medida que el ser humano ha sido capaz de mixtificar la materia.

Pensaba que la partícula esquiva, esa que llaman bosón de Higgs, a mí me iba a importar muy poco. Es así. Quizás debiera importarme, porque (según dicen) es la partícula que hace que yo sea masa, a la vez que es la culpable de que no pueda viajar a la velocidad de la luz. La luz, que es la única que, según ellos, los físicos metafísicos, no tiene masa. Y aquí ya hay demasiadas implicaciones. Además (también dicen), es la partícula que me sostiene en esta realidad tal y como la conozco. En mi vida cotidiana ignoro lo que acontece a nivel molecular. Menos aún tengo intuiciones de lo que pueda ocurrir a nivel subatómico. ¿Y qué eventos derivados de todo este sistema, que tanto desconozco, suceden a niveles sensibles e incluso superiores?
(La cuestión comienza a ser alimento para mis devaneos)
(Algo que a mí me iba a importar muy poco se va transformando en algo importante)
(Comienzo a sospechar dónde está la clave de su importancia para mí)
Si no pasa a nivel sensible, a nivel de mis sentidos, entonces deja de tener sentido. Es como hablar de fantasmas o de los dioses del Olimpo o de lo etéreo. No sería lo mismo que si me refiriera al viento, que ya tiene masa, como cuando te veo toda vestida de transparencias de aire. Tú, que sí eres fantasmal, lejana, habitante de un mundo que no puedo alcanzar. Y entonces sí que me empieza a importar de verdad. Mucho. Es entonces cuando me aferro con desesperación a la creencia de lo que está ahí pero no puedo ver ni sentir. Quiero que en mis pensamientos la maldita partícula cobre forma, motivo o significado. Porque igual que tú, impalpable, sin masa (como la luz de los físicos metafísicos), mi mente demente sería inmune a los caprichosos efectos del bosón. Mi locura atravesaría la red de partículas en que se enreda mi cuerpo, se movería con agilidad a través de los nudos de esa malévola red de bosones que impide que mi masa descanse a tu lado.

En el sueño metafísico te alcanzo y te ruego que compartamos un mismo lugar, un mismo instante, como si provocáramos una casualidad sin causalidad.
Mirémonos a los ojos. Quizás encuentre en ellos algo hermoso, un paraíso, o aunque fuera un yermo en que vivir esa eternidad metafísica abrazado por tu incorpórea presencia. Sintiéndonos masas. Al fin.
Tanto por tan poco.

25 comentarios:

  1. ¿Distará mucho la física de la filosofía?, las causas producen efectos y viceversa, eso no es casualidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Física tal y como la conocemos tiene su raíz en la Filosofía. No debería distar mucho de ella, excepto que se haya extraviado por el camino.

      Eliminar
  2. Uf!!! Qué romantico sos cuando parece que no vas a serlo.
    Yo tambien quiero sentirme masa... Tanto por tan poco.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son las dichosas partículas elementales, que acaban por cegar mi razón.
      besos

      Eliminar
  3. yo creo que esta era de la internét... va más allá y curioso es que yo en tanto que trato de entender la fisica la quimica... y la metafisica entre las personas....

    pienso en protones y electrones.

    al final por eso he llegado aqui

    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos protones y electrones. Y más cosas. Todo combinado para formar esto tan complejo que es lo que al final somos.
      ;)

      Eliminar
  4. creo que soy la más tonta de tus lectoras (y Sergio) porque no pienso en nada concreto y mucho menos en protones y electrones jajaja y ni siquiera lo entiendo... Solo lo leo, y recuerdo que hace poco leí algo que tampoco entendí en la Muy Interesante sobre el Boson de Higgs, pero más importante (al menos para mí) que eso, es que al leer esto he esbozado una sonrisa. Bueno, si pensé algo cuando comencé a leerlo: otro maravilloso post de amor y ciencia de esos que no entiendo pero me encantan (qué pelota por dios! jajaja).

    Cuando leo estos posts tuyos me arrepiento de ser de letras y de no poner más interés en entender todas estas cosas que se me escapan.

    Me encantó el poema de entrada y me nostalgió (debería existir el verbo nostalgiar) ese final maravilloso en que el paraíso o el yermo fruto de la conexión de vuestras miradas, serían lugar idóneo para ese abrazo eterno. (Me da a mi, que más bien daría para un vergel, que para un desierto... pero el caso es que da igual)

    Ais!:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto, esta combinación de ciencia y amor tiene un resultado tremendamente lírico y expresivo. Es como poesía de la buena.
      Hala!! ahora me voy a ser un ogro con el resto del mundo, que la ración de cosas buenas de hoy ya la he gastado jajaja (y eso que hoy solo me he dedicado a tu post y no he dicho nada de ti jajaja)



      Eliminar
    2. Bueh, no te creas. Yo escucho hablar a los físicos teóricos, y cada vez me parece más que son poetas camuflados. El día que se suelten la melena y desaten su vena literaria, vas a ver xD
      besos

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. jajaja bueno, lamento haber rellenado el resto del post con paja. Pero es que al lado de Salinas soy menos que protones xD

      Te pongo el poema entero, para que lo disfrutes más:

      ¡Qué entera cae la piedra!
      Nada disiente en ella
      de su destino, de su ley: el suelo.
      No te expliques tu amor, ni me lo expliques;
      obedecerlo basta. Cierra
      los ojos, las preguntas, húndete
      en tu querer, la ley anticipando
      por voluntad, llenándolo de síes,
      de banderas, de gozos,
      ese otro hundirse que detrás aguarda,
      de la muerte fatal. Mejor no amarse
      mirándose en espejos complacidos,
      deshaciendo
      esa gran unidad en juegos vanos;
      mejor no amarse
      con alas, por el aire,
      como las mariposas o las nubes,
      flotantes. Busca pesos,
      los más hondos, en ti, que ellos te arrastren
      a ese gran centro donde yo te espero.
      Amor total, quererse como masas.

      Eliminar
  6. Entre la tiniebla densa
    el mundo era negro: nada.
    Cuando de un brusco tirón
    —forma recta, curva forma—
    le saca a vivir la llama.
    Cristal, roble, iluminados,
    ¡qué alegría de ser tienen,
    en luz, en líneas, ser
    en brillo y veta vivientes!
    Cuando la llama se apaga,
    fugitivas realidades,
    esa forma, aquel color,
    se escapan.
    ¿Viven aquí o en la duda?
    Sube lenta una nostalgia
    no de luna, no de amor,
    no de infinito. Nostalgia
    de un jarrón sobre una mesa.
    ¿Están?
    Yo busco por donde estaban.
    Desbrozadora de sombras
    tantea la mano. A oscuras
    vagas huellas, sigue el ansia.
    De pronto, como una llama
    sube una alegría altísima
    de lo negro: la luz del tacto.
    Llegó al mundo de lo cierto.
    Toca el cristal, frío, duro,
    toca la madera, áspera.
    ¡Están!
    La sorda vida perfecta,
    sin color, se me confirma,
    segura, sin luz, la siento:
    realidad profunda, masa.

    Don de la materia, también suya.

    ¿Qué importa qué sea, mientras sea?

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh, más Salinas ^^

      Claro que (me) importa, ¡no (me) va a importar! ;)

      besos

      Eliminar
  7. Metafísicamente hablando... esta entrada te ha quedado guay! ;P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias :)
      ¿Y físicamente hablando...? xD

      Eliminar
  8. Supongo que todo lo debemos a la INTERACCIÓN...a todos los niveles de la materia, o de la no materia. ¿Y a Salinas dónde lo incluimos, en la física, en la metafísica? Magnífico.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las interacciones son fuerzas que se deben a partículas subatómicas, por su comportamiento característico. Eso es lo que dicen los físicos metafísicos.
      Y a Salinas también lo voy a incluir entre los físicos metafísicos después de esto.
      :)
      besos

      Eliminar
  9. Que conste que me he leído la entrada, pero no sé qué decir. Estas cosas metafísicas no son lo mío...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, pero te agradezco que te hayas pasado y lo hayas leído a pesar de todo :)

      Eliminar
  10. Ten cuidado Rain si miras muy muy detenidamente a los ojos de según que personas, te atrapan ciertos átomos jejejeje, asi es que pon precaución y límites metafísicos vale? Un placer estar de vuelta en tu casa amiga, aquí en el fresquito del norte después d etanto calorazo soportado en el mediterráneo.
    Te dejo mi abrazotedecisivo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja Hola, Sara. Ya de vuelta de vacaciones, ¿eh? Espero que lo hayas pasado muy bien :)
      besos

      Eliminar
  11. Precioso Rain. Estoy segura que terminarás alcanzándola, la mirarás a los ojos y encontrarás por fin ese paraíso soñado :)
    Besazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos en manos de la Física ;)
      un besote

      Eliminar
  12. La entrada me produce sensaciones: ella y tú estáis en dos dimensiones, y ella se me antoja inalcanzable salvo en tu imaginación y tú deseoso de hacerla real, recubrirla de materia, pero no puedes así que te vuelves también inalcanzable, sin materia. Es precioso lo que evoca.
    Besos :-))))))))))))))))))))))))))))))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien apreciado, Lili. Es algo así como lo que explicas.
      Y a la vez es algo que ni yo mismo soy capaz de explicarme.
      :)
      un besiño

      Eliminar

Sin tu comentario, algo importante le faltaría a este post.

Gracias por mejorarlo :D