lunes, 17 de septiembre de 2012

gemelas

(área de descanso nº 196)

Leticia relee su diario, páginas y páginas en que ha derramado sus sentimientos más íntimos. Los ojos de la mujer nadan sobre las letras que dan forma a cómo ella siente la realidad que vive a diario. Allí destacan los fracasos, sinsabores y tristezas. Se ahoga en la angustia de sus propias lágrimas, que nublan su mirada y dibujan borrones de tinta en algunas palabras...
Cuando ya no puede más, Mara cierra el diario. Y acude a otra versión de su propia vida.

Mara abre su álbum de fotos. No se reconoce, pero es ella. Sonriente, feliz, arrebatadora. Por más que hojea el tomo, no encuentra ninguna foto de lo que se cuenta en el diario. No hay discusiones, no hay desengaños, no hay melancolías, no hay rupturas, no hay lágrimas. Ningún grito de desesperación, ninguna mueca de dolor, ningún desgarro del alma. Sí hay un viaje a Canadá, otro a Holanda, un cumpleaños en la playa, risas con la sobrina recién nacida, una boda de unos amigos, vacaciones en un refugio de montaña, cena en casa de unos compañeros de trabajo...
No parece la misma mujer que ha escrito el diario. Y Leticia se queda dormida con el álbum sobre su regazo.

Más tarde, se despierta. Se levanta y va al cuarto de baño. Se mira en el espejo y ahí está Mara. Otra vez.

15 comentarios:

  1. Leticia podría dejarse guiar por Mara; sería más feliz.

    ResponderEliminar
  2. El juego de protagonistas me ha desorientado... ¿doble personalidad?

    ResponderEliminar
  3. Es más duro cuando quien promueve y subvenciona el empate técnico entre ambas caras son los de fuera y no uno mismo. Los corsés sociales, como la sarna, con gusto no pican

    ResponderEliminar
  4. Leticia se viste de Mara de cara a la galería? Hace un papel? Normalmente no vamos mostrando las penas pero cuando hay sufrimiento o desdicha en nuestra vida es muy difícil que no se refleje en la cara. La sonrisa se torna triste y los ojos más que nunca se convierten en el espejo del alma.
    Espero que tu protagonista no sea real.
    Mil besos para este martes

    ResponderEliminar
  5. Uffff cuanto me gustan estos temas de "etiquetas" doble juego,muchas caras...me suena a sufrimiento humano, lucha de querer y no poder, poder y no querer...y hasta me suena fijate lo que te digo Rain...a percibir nuestra identidad desde mil posiciones y perspectivas distintas...mil obras de arte diferentes y tods una misma...así somos las personas. Chapó por tu entrada, me ha mantenido en vilo.
    Abrazotedecisivo

    ResponderEliminar
  6. Transtorno de personalidad o altibajos propios de la vida?

    ResponderEliminar
  7. Hay personas que solo saben expresar su desdicha escribiendo, cantando, pintando, diseñando... Y su galería no es engaño solo es incapacidad. otras veces, nos autoengañamos tanto que no sabemos ni quien somos.
    Excelente juego de protagonistas. La verdad es que yo tampoco me aclaro mucho con la intención. Pero no pregunto porque te conozco un poco y dirás que cada cual saque sus propias conclusiones.
    Besos raindrop.

    ResponderEliminar
  8. Cierta dualidad también forma parte de nuestra personalidad, tan normal como cualquier otra característica. Todos tenemos contradicciones, desajustes, altibajos...y nos pasamos la vida tratando de buscar el -casi utópico- equilibrio.

    De todas formas, cuando escribimos lo hacemos mirando a solas a nuestro yo más íntimo, sin embargo, cuando nos fotografían, siempre pensamos en que nos mirarán los demás.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Diría que ambas necesitan un buen polvo :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Doctora, totalmente de acuerdo.
      Unos cuantos :)

      Eliminar
    2. Doctora, me ha hecho reír... jajaja!!!

      Eliminar
  10. No hago más que darle vuelta a tu post Jajajaja. Puede ser que no haga ningún papel, las dos cosas las vivió, lo bueno y lo malo. Nuestra vida está plagada de dulces y sinsabores. El sufrimiento lo desahogó escribiendo y los buenos monentos los inmortalizó.
    Aaaaiiinnnsss me gustaría saber cuál fue tu intención al escribirlo, cuál es tu lectura
    Más besos, mil más

    ResponderEliminar
  11. Eso es porque andamos dormidos por la vida, sin Ser Realmente Quienes Somos, nos creemos despiertos, no nos damos cuenta que vivimos en un sueño de inconsciencia, de no saber para qué y vamos confundiendo realidades...

    ResponderEliminar
  12. He leído el post un par de veces hoy, y un par de veces el otro día... y no sé que decir! Me desconcierta muchísimo!
    Besos!

    ResponderEliminar

Sin tu comentario, algo importante le faltaría a este post.

Gracias por mejorarlo :D