lunes, 15 de octubre de 2007

verdad incómoda y molinos de viento

(12ª parada)
"(...) Dios trajo al hombre a este paraíso para que lo cultivara y lo cuidase".

(Libro del Génesis, cap. 2: 15)

Hoy, 15 de octubre, es día de acción del blog, dedicado este año al medio ambiente. Dentro de muy pocos años, no quedará nada de ambiente (¡ni medio ni cuarto!) al que dedicar nuestra acción, si los acontecimientos siguen el curso actual. Es hora de ponerse las pilas de verdad...
Como es momento de actuar más que de hablar, dejo aquí tan sólo un par de reflexiones:

UNA.- Al Gore no llegó a la presidencia de los Estados Unidos, pero se le acaba de conceder el Premio Nobel de la Paz (2007), junto a la IPCC de la ONU, "por sus esfuerzos para construir y diseminar un mayor conocimiento sobre el cambio climático causado por el hombre y poner las bases para la toma de las medidas que sean necesarias para contrarrestar ese cambio". ¡Olé! Algo me dice que lo uno y lo otro hubiera sido incompatible. Quiero decir que o presidente o premio nobel, pero no los dos a la vez.
Quizás, la verdad más incómoda (haciendo referencia a su documental 'An Inconvenient Truth') sea que los votantes estamos abonados al masoquismo más estúpido, porque no dejamos de poner en las manos de unos gobernantes incapaces y desastrosos el poder que legítimamente nos corresponde. O bien, que las propuestas de éstos que más nos satisfacen son las que no tienen en cuenta para nada nuestras verdaderas necesidades.
¡Quién sabe! Pero creo que el presidente Al Gore no hubiera sido tan activista por la causa medioambiental. Demasiados intereses en contra...
Imaginaos al candidato que promete: "Subiré los impuestos para promover políticas de respeto al medio ambiente. Reduciré la industrialización contaminante aunque la economía se resienta...". (Éste no gana unas elecciones, seguro). Luego nos quejamos de que todo esté como está...

DOS.- ¿Quién ha convertido en sinónimos energías renovables y calidad ambiental? Lo digo por el poco respeto para el medio ambiente con el que se van implantando algunos parques eólicos en nuestro país. Ante todo, decir que estoy a favor de que aprovechemos la energía del viento como recurso útil que es en nuestra coyuntura: no contaminante e inagotable. Pero hay que ser cuidadosos, para evitar hacer mal con algo bueno. Entre las desventajas de los 'bosques de molinos' que pueblan nuestro país puedo contar:
- Fuerte impacto visual: Por sus características, precisa unos emplazamientos que normalmente resultan ser los que más evidencian la presencia de las máquinas (cerros, colinas, litoral). Su instalación genera una alta modificación del paisaje, lo que supone grave pérdida de calidad ambiental.
- Impacto sobre la avifauna: Principalmente por el choque de las aves contra las palas y efectos desconocidos sobre modificación de los comportamientos habituales de migración y anidación.
- Impacto sonoro: El roce de las palas con el aire produce un ruido constante, de modo que la casa mas cercana deberá estar al menos a 200 m. (43dB(A)).
- Posibilidad de alteraciones geológicas en zonas arqueológicamente interesantes.
Como todo en la vida, lo que no se hace con la cabeza es un desastre. Seguro que más de uno ha visto cómo el entrañable paisaje de su infancia ha sido alterado por esos gigantes con aspas. Ahora ya sólo existe en la memoria.
Sin embargo, parece que es el precio que tendremos que pagar por haber llegado demasiado tarde con una solución.

post scríptum:
Además de ser el 'día de acción del blog', hoy hace exactamente 3 meses que raindrop comenzó su viaje en close2u

11 comentarios:

  1. Escucho a Malú mientras te escribo, la canción Si, estoy loca.

    Me ha encantado lo de las naranjas...

    He visto el parque eólico del Priorato, en la Tarragona interior. Pasaba por la carretera muchos fines de semana y veía los molinos allí... Avisándome de que tocaba cambiar de paisaje por ella... Nuestra Tierra.

    No debe ser un obstáculo el efecto visual que causen, son promesa de cambio y hay que ir hacia allí.

    Un beso.

    Los molinos a día de hoy son más rentables energéticamente que las placas solares.

    ResponderEliminar
  2. La verdad, raindrop, es que eres demasiado sentimental con el paisaje de la infancia del "pueblo". Pusieran o no molinos de viento, los recuerdos no te los quitará nadie. Y tal vez en un futuro hasta tengan un cierto atractivo visual, como los tienen para nosotros los molinos de La Mancha. Serán el recuerdo para los adultos del futuro que son niños hoy. Y quién sabe cómo será el paisaje entonces.
    Ayer estaba visitando una página que hablaba sobre una mosca que poliniza la planta del cacao, y que por culpa de los pesticidas está desapareciendo. ¿Te imaginas que nos quedemos sin chocolate?
    (Lo peor del caso no era eso, sino como están desapareciendo bosques y selvas por todas partes).

    ResponderEliminar
  3. No puedo olvidar a Emile Zola criticando duramente la Tour Eiffel (que iba a ser una estructura provisional), ni tampoco quiero imaginar las caras de los primeros que vieron levantar una catedral gótica...
    Pero no me refiero a eso. Quizás por deformación profesional, tengo más que asumido que la protección es la mejor forma de actuar en suelo clasificado como rural (o no urbanizable). En el caso de suelo urbano o urbanizable, no tengo nada que objetar.
    De todos modos, en el tema de los parques eólicos creo que ya he dejado claro que esto es un mal menor que hay que padecer por haber llegado a la situación en la que estamos. Sólo quería insistir en que la protección de los valores paisajísticos también es un factor que se debe tener en cuenta cuando hablamos de la protección del medio ambiente.

    Un saludo a mis queridas comentaristas de hoy :)

    P.D.1: Yo creo que lo del chocolate sí lo podría soportar.
    P.D.2: Tengo entendido que en Israel están haciendo progresos considerables para crear diminutas centrales de producción de energía de origen solar con un rendimiento altísimo (algo inimaginable). Espero que sea cierto y vaya por buen camino, porque esto sí puede ser el futuro.

    ResponderEliminar
  4. De verdad piensas que alguién convence hoy en día Al Gore con su discurso sobre el bien y el mal de nuestro planeta y sus desastres? Los ciudadanos acabamos de caer del guindo, y gracias a los cielos que nos hemos topado de bruces con un suelo árido, quemado, y sin intención de resucitar... Y es ahora cuando no el premio Nobel y sus secuaces sino todos nosotros debemos hacer una campaña, yo diría que empezando por nuestro pequeño planeta el hogar, concienciar a niños y ¡¡un milagro¡¡ a maestros rígidos como las tapas de los libros que siguen al pie de la letra sin dejar caer de su propia cosecha ningún mensaje que aliente y eduque a los próximos habitantes...
    Porque de momento, esta batalla si ellos no hacen nada la tenemos perdida.
    rain, felicidades por tu tiempo aqui de corazón.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. sib: ¡qué razón tienes!
    Es momento de apartarnos de 'mega-campañas' y pasar a la campaña a nuestra escala: en casa, en la escuela, en el barrio, con familiares, amigos, vecinos,...
    Si ganamos la batalla en este trocito del planeta ya hemos dado el paso más importante.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  6. Raindrop, ¿has visitado alguna vez Tarifa?
    Las eolas forman parte de un paisaje fantástico, no exento de romanticismo.
    Son como bandadas de una rara especie, hay adultos enormes a ras de suelo y jóvenes esbeltos que se empinan hacia el cielo.
    Dicen los gaditanos que en Tarifa se fabrica el viento y desde allí se encargan de repartirlo a otros lugares del mundo.

    Besos desde el sur.

    ResponderEliminar
  7. Tengo entendido que los dueños de la concesión por un montón de años de las minas de silicio; material con el que se fabrican hoy en día las placas solares, son la empresa BP (Petrolera)

    Así que mejor apoyamos la investigación de la Complutense con células de plástico o buscamos soluciones como las placas solares verdes hechas con clorofila sintética.

    Porque los primeros han limitado la producción en sus minas (por eso son tan caras todavía).

    Primero desangrar al planeta chupándole hasta la última gota de sangre (Petroleo)

    ¿Te imaginas que dentro de 200 años descubrimos que todo ese petroleo que le hemos chupado al Planeta estaba lleno de campos magnéticos que necesita para su equilibrio interior?

    Habría que hacer un poco de ficción al respecto a ver que sale de verdad y de mentira.

    ResponderEliminar
  8. Querido Raindrop, me parece muy acertado tu comentario sobre Gore; su documental me parecerá estupendo si alguien pilla algo interesante de él, aunque he oído (que no lo he visto) que es un poco demagógico y científicamente incorrecto en algunos puntos...
    También que nuestro gobierno ha comprado ejemplares de ese documental para ponerlo en las escuelas, y digo yo que si en la mayoría de escuelas ni se paran a enseñar a reciclar en el colegio las bolsas del bollicao ¿qué van a conseguir con un documental?.

    Los molinos de viento modernos, coincido en que son poco vistosos y no se han previsto inconvenientes a largo plazo. Aunque en general lo veo positivo.

    Me quedo con que la energía del futuro será la solar, y lo será cuando sea más barata que el resto...

    ResponderEliminar
  9. ¡Estoy encantado de leer opiniones tan diversas!

    Sobre todo: Muchas gracias por vuestra participación en la tarea de hacer de éste un mundo mejor.

    ResponderEliminar
  10. y a mi que me gusten esas paletotas todas blancas bailando al viento! sobre los diversos impactos, me imagino que los estudios de impacto ambiental son confiables, no? ellos DEBERIAN regular que el efecto sobre el ambiente (humano/ animal/ vegetal/ historico) no sea degradador ni determinante en perdida de calidad de vida, etc. Creo que una solucion "ecolo" no tiene por qué repercutir negativamente en la economia.. mi idea es que pasa un poco lo mismo que con las enormes poblaciones de vivienda social (para gente de escasos recursos): la solucion "facil" es hacer una caja toda cuadrada, fea, mal aislada, sin areas verdes y lo mas barato posible (cantidad antes que calidad) y con las soluciones que protejan el ambiente (del cual somos parte, como un bicho mas formando un ecosistema y eso es lo que olvidamos) pasa parecido: hay muchas al alcance inmediato que son catastrofes para la industria/comercio y economia presente de los paises, pero yo sé que dandole una y otra vez vueltas al asunto se encuentran opciones rentables, soluciones "reales" y concretas que permitan un desarrollo sustentable, un uso racional de los recursos, la conservacion de la pelotita azul esta, en que vivimos

    ResponderEliminar

Sin tu comentario, algo importante le faltaría a este post.

Gracias por mejorarlo :D