domingo, 5 de junio de 2011

regla de la cadena

(área de descanso nº 134)

Si me hubieras preguntado hace un par de décadas y media, te habría dicho que la regla de la cadena era la fórmula matemática que aplicábamos para calcular la derivada de una función compuesta. Pero es que hace dos décadas y media yo estaba cursando el BUP, con sus matemáticas y demás asignaturas de la rama de ciencias, y la expansión global de internet todavía estaba por producirse. Si me preguntas ahora por la regla de la cadena, diría que es algo así como la irresistible costumbre que tienen algunos de reproducir y transmitir un eslogan, frase o consigna por toda la red hasta que la frase de marras, de tan manida, se convierta en verdad incuestionable o en humo inservible (o en ambos). Con el tiempo, he ido desarrollando una resistencia inquebrantable a estas cadenas. Cualquier cadena que llega hasta mí suele morir ahí. Es posible que sea por mi natural tozudez y, por tanto, por el instinto de desobediencia que se me activa cada vez que me asalta un imperativo. Chufla, chufla, que como no t'apartes tú... le decía el baturro en la vía al tren que se acercaba.
El efecto más notorio que me producen las cadenas es el gusto por el aislamiento. Y es el aislamiento lo que, al final, me lleva a estar desactualizado (felizmente desactualizado) de un montón de cosas.

*******

Hablando de estar desactualizado... Creo que se subestima el valor de la desactualización. No me parece que tal cosa sea una desventaja ni un inconveniente en los tiempos que corren, aunque sea precisamente esto lo que se piensa. Nos hemos hecho tan dependientes de tecnologías punteras y que apenas somos capaces de comprender (y aun menos de desentrañar) que, en caso de catástrofe planetaria o de quedar aislados en una isla desierta cual robinsones-de-los-mares-del-sur, nuestra supervivencia estaría muy comprometida. En ese caso, quienes más adaptados se mostrarían para la supervivencia serían todos aquellos que no hubieran perdido el contacto con una realidad más primitiva, más directa con el medio natural. Y tanto. Como en un retorno a las cavernas. Cuanto más cerca de la edad de piedra podamos desempeñarnos, un panorama sin internet, telecomunicaciones, comidas preparadas y situadas en los puntos de distribución, sistemas de transportes, artilugios de última generación, etcétera, sería lo más parecido a sufrir apenas una herida superficial.

*******

Hablando de lo superficial... Tengo que decir que me considero bastante superficial. Y ya sé que esta palabra está muy denostada, así que autoproclamarse superficial debe de sonar lamentable. Bueno, quizás no sea tan lamentable como reducir ciertas palabras a ser exclusivas portadoras de vicios o defectos, de acepciones peyorativas únicas, cuando en ellas caben cosas mucho mejores. ¿Acaso no sentimos también con la piel? ¿No sabemos apreciar una caricia que anide en nuestra corteza? He ahí otra forma de ser superficial.
Pero tampoco me refiero a esto, sino a algo diferente. Mi superficialidad está en mi gusto por caminar sobre las pieles de las cosas y de los conceptos, sin profundizar demasiado, para evitar quedar atrapado o perder una perspectiva global. Como viajero, no me queda otra opción. Si fuera un navegante del espacio y cada planeta que visitara decidiera recorrerlo hasta su núcleo, correría el riesgo de quedar desintegrado por las altas presiones y temperaturas. Y ahí acabaría mi viaje. Así que, a la espera de encontrar un interesante planeta en el que sucumbir, prefiero conocer mucho más del todo que me permita relacionar las partes, maravillarme con la perspectiva universal y sus conexiones, antes que especializarme en un solo aspecto concreto al que dedicarme de por vida. Como a la manera renacentista, salvando las distancias.

*******

Hablando de distancias... ¡Qué útiles son para dar sentido a algunas observaciones! Las distancias medias o largas, quiero decir. En las cortas distancias te implicas demasiado y acabas alterando el objeto de la observación. Algo así es lo que subyace en el principio de incertidumbre de Heisenberg. Si no hay implicación, se puede ser más objetivo (es decir, más personalmente subjetivo) y se extraen curiosas conclusiones...
Cuando observo a las personas en esa situación en que están enfrascadas en sus cosas corrientes y cotidianas, me parecen tan inofensivas, tan incapaces de provocar algún daño al resto de la gente, que vuelvo a recuperar la confianza en el mundo. Casi me cuesta creerlo, pero es así. Por eso me gusta observar. Como terapia. Para darme cuenta de lo normales, lo tan parecidos que son a ti y a mí, esos mis objetos de observación.

*******

Hablando de objetos... Me gusta ser el hombre objeto de la mujer que me ama con todo su corazón. Pienso que no podría recibir un mayor honor que este. No me incomodan en absoluto los posesivos, ni determinantes ni pronombres. No me produce inquietud ser el objeto de esa persona. Todo lo contrario.
Una amiga mía no comparte esta idea. Cuando yo estaba casado y le mencionaba las palabras mi mujer, ella se incomodaba sobre todo por ese mi. Y me largaba extensos alegatos acerca de lo pernicioso del concepto de posesión, de cómo desnaturaliza las relaciones y no sé cuántas cosas más. En fin, yo nunca me sentí en la necesidad de explicar el concepto que había detrás de la palabra. Nunca me paré a contarle que al decir mi mujer me sentía yo más poseído por ella de lo que la consideraba a ella una posesión mía. No merecía la pena entrar en estas explicaciones sobre los posesivos. Y mucho menos después de la cantidad de veces en que la insistente amiga me decía que tenía que ir a su dentista o que la tenía que ver su ginecólogo o que tenía cita con su peluquera.
Podría ser este un caso de doble moral, ¿quién lo sabe?

*******

Hablando de moral... Cuanto más leo las noticias, más me doy cuenta de que predomina en ellas una casta de personas para las que moral tiene una sola acepción. Tú les dices moral y ellos piensan en un árbol de la familia de las moráceas, de cinco a seis metros de altura, con tronco grueso y derecho, copa amplia, hojas ásperas, lanuginosas, acorazonadas, dentadas o lobuladas por el margen, y flores unisexuales en amentos espiciformes, separadas las masculinas de las femeninas, y cuyo fruto es la mora. Y nada más.
A muchos de estos especímenes de las noticias se les llama ladrones de guante blanco. Pero si tuviera a mi lado a uno de ellos, yo no apartaría mi mano de encima de mi cartera, por si las dudas.

*******

Hablando de dudas... A veces cuesta decidir en qué se puede creer y en qué no. Es por el efecto de las mentiras colectivas. Piénsalo bien: si un montón de adultos se han puesto de acuerdo para engañar a sus propios hijos con personajes como Papá Noël o el ratoncito Pérez, ¿de qué no serán capaces tratándose de desconocidos? ¿Cuántos otros engaños de grueso calibre no habrá organizados en el mundo para tomarnos el pelo, no ya a niños sino a los mismísimos adultos?
Y no es tan difícil hacer correr estas mentiras colectivas. Mis padres me las contaron siguiendo la cadena que a su vez les llegó de los suyos, a estos de los suyos... y así hasta no se sabe cuándo.
No subestimemos el poder de la regla de la cadena.
.
Por cierto, (f o g)' (x) = g'(f(x)) · f'(x)

22 comentarios:

  1. Oye, he de felicitarte por la trampa, ésa de hacerme creer que todo acababa en el primer párrafo, o en el segundo, o en el tercero...así me he leído hasta el último. Efraim: cópiaselo!
    Has enlazado un tema con otro de manera magistral, pasando de unos a otros que nada tenían en común con su predecesor, para acabar donde el primero.
    Además, escribes frívolamente acerca de temas muy cálidos y dejas entrever algo que tú y yo sabemos, aunque te cueste reconocerlo.
    Me ha gustado que muestres un poquito más de ti y descuida que nadie se ha percatado que bajo esas eruditas palabras que salen de la cabeza hay otras que se esconden tras un corazoncito.
    Referente al contenido...tampoco vamos a discutir.
    Un aplauso y un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hablando de Dudas, moral, cadenas y temas superficiales.. Hace 15 años la globalización tenía otro concepto, Hoy estamos amarrados a un enchufe, todo lo que nos une es un condenado enchufe.. literalmente. Yo por ejemplo, llevo días sin conexión y luego me quedé sin pc.. y es lamentable la sensación de vacío que produce el dichoso aparato. También es cierto que es la herramienta que me une con las personas que quiero, pero a quien queremos engañar... también es un vicio!
    ¿Para que sirve un pc sin conexión? para trabajar sin distracciones.. :/ resulta que el tiempo rinde el doble.. pero es ABURRIDO! xD

    De moral y otros frutales... No me gusta la mora, pero en cambio me rijo por principios sólidos, supongo que todo va en la educación. El rebaño siempre tiene un líder, pero eso sería como.. disfrutar de la teletienda...

    Superficiales y Profundidades.. Me niego a recorrer la galaxia, todavía me queda mucho planeta tierra por conocer y mucha cultura por disfrutar... no me gusta quedarme en lo superficial, me gusta ensuciarme de las entrañas de cada tierra y llegar a lo profundo... a lo humano.

    Cadenas y otros amarres... Me gusta amarrarme.. a una persona, me encantan los "Mi" los: mi chico, mi novio, mi pareja, mis amigos, mi familia.. porque es MIA y son MIOS, no es posesivo.. es sentido de pertenencia, si no fuera "mi" no seríamos Dos. Cada uno que piense lo que quiera, todo lo que se lleva al límite tanto si es posesivo o no es considerado dañino..
    Hay otros tipos de cadenas... que viene a ser algo así como hacerse esclavo de algo.. Tengo un frasco de tinte para el cabello desde hace más de un mes guardado (muriéndose de asco) en mi armario.. y se que el día que decida colocármelo seré esclava suya de por vida (a menos q quiera pasar 1 años cno el cabello en tres tonos..
    hay cadenas representan vicios.. hay otras que privan de libertad.. pero eso es otro tema, asi que lo dejo hasta aquí para no alargarme más..
    Me gustado tu post de desvaríos..
    :)
    Besos y Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Mientras te fui leyendo creo que al mismo tiempo me fui identificando hay quien puede creer que depender de la tecnologia sea lo mejor... incluso en cuanto a informarte
    hay quien vincula la posesión como algo que pueda enfermar

    cuando ... lo basico de las cosas es no adjetivar todo en como nos vaya
    sino siendo mas objetivos para que seamos quienes somos
    sin cadenas

    solo vinculos

    ResponderEliminar
  4. Ay, ayyyyyy!!! que disgusto!!! el ratoncito perez es mentira y santa claus ay disgusto tengo.
    Broma lo que antecede, tu entrada me encanta, encadenas un tema con otro de forma estupenda.
    Encantada de leerte.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. No me gustan nada esos mensajes-cadena. Estoy acumulando no sé cuantos años de mala suerte porque rompo todas las cadenas. Estoy pensando que cuando me llegue un mensaje de esos que dice "reenvía este mensaje a diez amigos..." se lo voy a enviar al que me lo ha enviado diez veces. ¿me libraré asi de la mala suerte?

    En cuanto a la tecnología tienes razón, ya no sabemos hacer nada sin consultarlo en internet. A ver como vamos a sobrevivir en una isla desierta sin consultar el google "como construir una cabaña...".

    Y hablando de dudas, lo que no dudo es que nos mienten mucho. Más de lo que podemos imaginar... ¿de verdad llegó el hombre a la luna?

    Muy buena entrada. Besos.

    ResponderEliminar
  6. Desde que salió el "guay", que yo iba en pandilla, ya sucedieron y sucedieron en cadena frasecitas que se extendían como la pólvora y parecían de uso obligado.
    Quien no las usa hoy en día pareciera estar fuera del mundo, como el que no ha visto la peli de moda o se ha tragado el libro de moda aunque sea un ladrillo, entonces está desinformado, sí, fuera de onda. :)

    Un beso, pensador.

    ResponderEliminar
  7. Hola, aina. Sabía que picarías en la trampa jajajaja
    Ya sabes que yo no reconoceré nunca nada si no es en presencia de MI abogado xD
    Gracias por ese abrazo que se ha ido deslizando por todo el comentario hasta el final :D
    un besote

    Estoy contigo, Silvia: amarrados al enchufe. Sin el enchufe no tengo manera de estar en contacto contigo ni con los demás amigos de por aquí.
    jajaja has escrito un comentario interesante detallando las partes. Me encanta :D
    un besazo

    Hola, Jo. Esa tendencia por adjetivar reduce mucho nuestras percepciones, también lo pienso así.
    Me ha gustado tu aportación :D
    besos

    jajajaj reina: ¿también santa claus? Yo sabía lo de Papá Noël, pero no pensé que todas sus franquicias internacionales serían igualmente falsas. Qué palo xD
    Gracias, un beso :D

    Hola, Pilar. Me estás dando una idea con eso del reenvío de cadenas. Qué miedo me estoy dando ahora... muaaaajajajaja
    Lo de la luna... jeje la de libros, publicaciones y documentales que se han hecho sobre el tema ;D
    besos

    Comentaba en el post anterior, Yuria, sobre el poder de las manadas. El miedo a la desactualización es también una herencia de la manada.
    Así somos xD
    besos

    ResponderEliminar
  8. Nadie pasa de las cadenas. Puedes hacerte la chula (como yo) y desafiar a miles de años de malas pulgas por no reenviar un mensaje, pero todos hacemos cadenas de alguna u otra manera. Rumores, comentarios, la mayoria se convierten en cadenas.
    Del resto, pues eso, soy superficial y estoy cansada... jajajaja

    ResponderEliminar
  9. Hola, kira, hemos comentado casi al mismo tiempo ;D
    Alguna cadena cae, es cierto. Pero te aseguro que cuanto mayor es el tamaño de la cadena (cuanto más machacona es) más insoportable se me hace como para animarme a participar en ella. De todas formas, es que algo de alergia he desarrollado a las cadenas en que se insiste de algún modo en que participe.
    besos ;D

    ResponderEliminar
  10. Que estupenda manera de enlazar un tema con otro.
    Me gusta tu superficialidad.
    Estamos conectados por un enchufe como dice Silvia, pero es importante no olvidar cosas básicas y más terrenales.
    En cuanto a la moral, si eso para muchos es un árbol.
    Tienes razón si no han mentido con Ratón Pérez y con muchas cosas más y alguna ya sabemos que son mentira pero nos gusta pensar que no.
    Genial, me ha encantado.

    ResponderEliminar
  11. Esta cadena de reflexiones parecen escritas por la versión masculina de mi misma, jajaja, excepto por un detalle: siempre me gustó el Ratoncito Pérez, y que mis padres inventaran cuentos a diario, y nos hicieran creer y disfrutar de la magia y la aventura planeando deliciosos engaños para entretener la imaginación durante inviernos y veranos.

    Besotes y abrazos!!

    ResponderEliminar
  12. Raindrop pienso que el tema de las cadenas está emparejado con el que ya nos expusiste sobre las manadas.
    Genial amigo! no me canso de leerte.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Mmmmmmmmmmmm... Yo iba tomando nota mental sobre cosas y conceptos para comentar... Al menos eso fue en el primer y segundo párrafo... Luego desistí porque tantos temas profundos encadenados me estaban haciendo pensar demasiado y, a mi modo, en estos tiempos, también estoy superficializado...

    Eso sí, cada una de esas pequeñas entradas (o ventanas a ti mismo como decía aquel), han sido maravillosamente escritas (como siempre) y mágicamente enlazadas.

    Un saludo enorme!!

    PD.- Por si acaso haré notar que tengo a un Santa Claus encadenado a MÍ moral y respondiendo e-mails mientras es observado de cerca por un servidor :P

    ResponderEliminar
  14. Hablando... de todo un poco si señor. Pedazo de post de los que a mi me gustan y eso que últimanente estoy algo desactualizado, en el tema blogs por desgracia, pero en depende que cosas lo prefiero

    La globalización tiene un objetivo claro, unir para desunir.

    ResponderEliminar
  15. Gracias, Montse. La vida la vamos haciendo a trozos, como los puzzles, y a veces viene bien encajar un poco toda esa superficialidad.
    un besazo

    Hola, MariJo. Imagino esas historias contadas por los padres, estimulando la invención y la creatividad de los hijos y me parece algo genial. Nada que ver con las mentiras dañinas en que el principal objetivo es engañar.
    Nuestras versiones masculinas son bastante coincidentes jajajaja
    besos ;D

    Hola, Vicky. Sí, por ahí también van los tiros: cadenas y manadas. Son palabras del mismo campo léxico, a que sí.
    No me canso de que me leas ;D
    besos

    jajajaja Efra, me has roto la cintura con esa posdata. Ha sido como hacer un ovillo con la cadena.
    ¡Fantástico! xD
    un abrazo

    Hola, JLin. Uno va tomando retazos de aquí y de allá y se acaba dando cuenta de que quizás están más conectados de lo que imaginaba, ¡qué cosas!
    Interesante eso que dices de la globalización. Para pensar y mucho.
    abrazos

    ResponderEliminar
  16. Muy buena manera de encadenar un párrafo con otro, hablando de churras y terminando con merinas :P

    A mi me gusta el " mi", mi marido, mi chico, mi novio, es un adjetivo posesivo porque si, porque es tuyo, aunque ese tuyo pueda tener acepciones distintas en cada persona, no lo veo como un adjetivo de posesión como algo tangible, si no como un acuerdo tácito entre ambos, y una especie de que lo demas lo sepan.

    Jum jum creo que me he liado de mala manera, pero ha quedado tan mono que lo voy a dejar tal cual jajaja.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  17. Empiezas con derivadas y terminas con Papá Noel, qué manera de enlazar, BRAVO!

    Yo persigo la simpleza (personas, situaciones o cosas), quizá el concepto de simple para mí es diferente al resto. Lo simple es lo autentico, sin dar vueltas al tema y mostrando lo que hay o es. Vale, soy simple (casi, estoy en ello).
    Estoy desactualizada, me da pereza saber por saber y sobre todo saber para impresionar. A quién? Normalmente es a alguien que no sabe de que leches hablo (cómo yo). Aprendo lo que me atrae, me nutre, me suma y no me resta. Vale, llámame simple. Me gusta.
    Imposible llegar al fondo sin pasar por la superficie. Si a la superficie no le llega... dificilmente calará.
    El sentido de la propiedad lo tengo distraido, el apego y esas cosas cada día las veo más lejos gracias a... iba a decir Dios pero no! gracias al esfuerzo y curro que me pego conmigo (de vez en cuando me paso la manilla por el lomo).
    La duda para mí es dejar la puerta abierta a otra posibilidad y cuando esa puerta aparece merece mi atención. Mi cuerpo, sensaciones, emociones ayudan bastante. Mmmmmm, si dudo no pierdo la oportunidad de ver para qué.
    Me flipan las derivadas, las hacía como churros y qué me dices de sus primas las integrales?

    Muchísimas gracias por tu comentario. Entró por los ojos y caló muy adentro.
    Es muy simple... eres genial.
    Gracias

    Besos

    ResponderEliminar
  18. Respecto a tu segundo punto el de la tecnodependencia esta misma mañana en la Fnac he encontrado un libro muy recomendable:

    ESTE

    Claro que luego ví el de zombie manual de supervivencia y opte por él que siempre han existido prioridades.;-)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Hola, Sandra. Pues yo creo que no te has liado, que lo has explicado bien. Y, además, me gusta tu explicación porque también comparto ese sentimiento :D
    besitos

    ¡Y no sabes hasta qué punto me apasiona tu simpleza, María! Llámalo como quieras, ponle la palabra que prefieras, pero el asunto es que tú vas al meollo del asunto. Y suele estar en la superficie, que es donde vivimos. Las profundidades me quedan muy lejos y me son extrañas. En tus palabras me siento sacudido por la vida. No se puede pedir más.
    Yo también te doy las gracias a ti por esos terremotos de letras que tanto me gustan :D
    un besazo

    jajajaja entiendo, Maeglin, las prioridades hay que respetarlas. Faltaría más.
    ¿De qué sirve saber sobrevivir después de un cataclismo en este planeta si no se sabe sobrevivir después de un cataclismo en este planeta lleno de zombis? xD
    un abrazote

    ResponderEliminar
  20. Hola raindrop, hay un premio para ti en mi blog.
    Y no es por la regla de la cadena :-D es porque me gusta mucho tu blog.
    Un beso.

    (igual sale dos veces, pero es que me ha dado un error)

    ResponderEliminar
  21. Te dedico mi próximo post, Pilar.
    ;D

    un beso

    ResponderEliminar
  22. Si me hubieras preguntado, hace décadas te habría contestado que…………., la DESACTUALIZACION es algo SUPERFICIAL, que huye de la DISTANCIA y se aleja de los OBJETOS, intentado que lo MORAL, no cree DUDAS en la REGLA DE LA CADENA.
    Todo un placer.

    ResponderEliminar

Sin tu comentario, algo importante le faltaría a este post.

Gracias por mejorarlo :D