domingo, 3 de junio de 2012

the most excellent and lamentable tragedie

(área de descanso nº 183)
     - ¿Crees que esta historia tendrá un final feliz?
     - Los finales felices son historias sin acabar.
            (fragmento de un diálogo en el film "Mr. and Mrs. Smith")

Estimado William:

La presente misiva es para informarte de los progresos de la última investigación que me encomendaste. Ya sé que no esperabas tener mis noticias hasta dentro de un par de meses, pero creo necesario avanzarte un giro inesperado que supongo que puede afectar al desarrollo de tu obra.

La semana pasada, y después de no pocas pesquisas, logré hacerme con un viejo diario que guardaba una carta ya desgastada, todo ello envuelto en un paquete en el que había escritas dos palabras: Frate Lorenzo. En efecto, el autor de la carta era el propio franciscano y en ella el fraile, ya muy viejo, se desahoga con un íntimo revelándole sus profundos remordimientos. El diario presentaba una caligrafía muy distinta y en la primera página estaba escrito un nombre: Margherita Beatrice Broccia.
Comencé leyendo la carta. Aparte de los pertinentes saludos y de otras indicaciones personales que ahora no sería necesario traer a colación, la parte que deseo destacarte, querido William, es aquella en que fray Lorenzo escribe una terrible confesión a su compañero. Le cuenta que antes de abandonar la cripta en aquel día fatídico observó con sorpresa que la joven esposa, ya difunta, se aferraba a un diminuto libro. El libro era el diario de Beatrice. Fray Lorenzo, después de leer en él alguna declaración perturbadora, dedujo con gran consternación que tales revelaciones en conocimiento de la muchacha podrían haber desencadenado las trágicas consecuencias que estaba presenciando. Decidió entonces que lo mejor sería llevarse el documento, hacerlo desaparecer de la escena y confiar en la discreción de Beatrice, quien ignoraba que el fraile había celebrado el matrimonio de los jóvenes. Con algo de fortuna, esto quedaría ignorado para siempre. Se trataba ahora de encontrar la manera de que tan grande fatalidad sirviera al menos para intentar reconciliar a las familias. Pero el paso de los años no pudo mermar la pesadumbre de fray Lorenzo por haber obrado imprudentemente con los jóvenes enamorados, sino que, al contrario, la perspectiva del tiempo le mostraba el error en toda su enormidad.
Intrigado por las palabras de la carta, decidí dedicarme a la lectura del diario, que seguramente contendría las explicaciones que necesitaba para aclarar el embrollo. En efecto, después de bastantes páginas que estimo intrascendentes, llegué al asunto que nos interesa, amigo William. La joven Margherita cuenta cómo fue seducida por Filippo Montecchi y abunda en detalles del romance secreto que ambos mantuvieron durante un año. A Margherita no le importó que Filippo ya estuviera casado e incluso acabara de ser padre del niño Romeo, sino que se entregó sin reservas en los brazos del rico veronés. Pasado un año, la joven Margherita quedó encinta fruto de la relación con Filippo, y esto precipitó una ruptura muy dolorosa. Despechada por este abrupto final, Margherita comenzó otra relación con el gran rival de Filippo Montecchi, el acaudalado viudo Enrico Cappelletti. La relación desembocó rápidamente en matrimonio, en un intento de la Broccia por ocultar su embarazo hasta que lo razonable fuera atribuir a Enrico la paternidad de la criatura. A partir de los desposorios, Margherita comenzó a utilizar su segundo nombre en lugar del que había sido habitual y todos en Verona la conocieron como Beatrice Cappelletti. Unos meses después, nacía la pequeña Giulietta.

Desconozco cómo el diario pudo terminar en manos de la joven Giulietta en aquellos breves días de matrimonio con Romeo, pero es fácil adivinar que el conocimiento de los hechos que en él se narran resultó ser demoledor para la joven esposa. Ignoro también cómo afectará todo este relato a la obra en que ya te hallas inmerso, pero he tratado de apresurarme para que tuvieras a tiempo una información tan importante. Con todo, mi buen William, confío en que sabrás resolver la trama de tal manera que no lleve oprobio sobre ninguna de las partes.

Dentro de pocos días tendrás contigo un nuevo envío de mi parte en que te adjuntaré el diario de Margherita Beatrice, la memoria de los gastos de mi estancia en Elsinor, a propósito de la investigación que me encargaste sobre el joven príncipe danés, y el informe correspondiente a ese asunto.

Te abrazo de todo corazón,
tu leal amigo y devoto colaborador
                    R.

14 comentarios:

  1. Una alternativa curiosa mi querido Raindrop... esta ficción te ha quedado soberbia!!!
    Eres un pozo de sorpresas literarias :)
    Bss

    ResponderEliminar
  2. Guauuu, ahora entiendo un poco más el sentido de ese amor trunco. Excelente versión trágica de la tragedia. Has elevado a William. Que no es poco...
    Sería mucho pedir que en algún post me contaras el verdadero motivo de por qué algo huele mal en Dinamarca?

    Besoss

    ResponderEliminar
  3. Avellaneda
    Al final me acabaré sorprendiendo a mí mismo, ya verás xD
    besos

    Dani
    No tiene mucho mérito reescribir historias que ya nos han dejado a punto de caramelo. Y siempre es más difícil la comedia que la tragedia. Cuanto más trágico, más facilón.
    Sobre lo del mal olor en Dinamarca... hummmm... el investigador de William S ha descubierto que había un vertedero de detritos en los restos de la fortaleza de Krogen. Pero creo que va a seguir indagando un poco más, porque esto es algo trivial jajaja
    besos

    pseudosocióloga
    Tamaño anaconda, más o menos xD
    besos

    ResponderEliminar
  4. Wow!! jajaja
    como se enteren en Verona de esto, se les va a pique el negocio ;) jajaja
    Y mira que es una ciudad con encanto con una herencia romana envidiable, entre otras. A mi me cautivó :) y eso que no me atraía nada el rollo que te venden de que la historia de Romeo y Julieta es verdadera, con casa y balcón y tumba de Julieta, incluida.

    Besos trasnochadores!

    ResponderEliminar
  5. yo yambien ya entiendo de este amor

    ResponderEliminar
  6. Hola Rain! me sorprendes gratamente, con otro desvelador final para Romeo y Julieta...si es que eres un genio. Mis momentosdecisivos no están ahora para mucha literatura... sino para lucha y más lucha, tengo todo un poco abandonado...pero me paso a dejarte mi abrazotedecisivo y a deleitarme con la lectura de tus palabras, de tus textos siempre cargados de paradas sensacionales.
    Abrazotedecisivo

    ResponderEliminar
  7. Vaya, vaya, incesto...no fue muerte por amor sino por pudor...cambia la historia, sí...Genial!

    ResponderEliminar
  8. se desconoce la fecha exacta pero decian que esta tragedia fue en visperas de un terremoto.
    me atrae lo tragico ... o es el drama de lo imposible...

    sinceramente aunque digan que raya en lo obvio... a mi me parece magnifica
    ...
    a veces uno no sabe que escribir mas que sus tragedias personales y deberia uno ejercitar mas la imaginacion

    :) me ha encantado

    ResponderEliminar
  9. Si hubiera estado por ahí Han Solo esto no habría ocurrido...

    ResponderEliminar
  10. Magnífico, te olvidas de que estás leyendo y te quedas con ganas de más.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Me gusta el giro inesperado...

    Ya sé que soy algo tocapelotas, pero tal vez, si llevas las tres primeras líneas al final, aumentas la sorpresa en el lector y refuerzas el final...


    Sds

    ResponderEliminar
  12. xiana
    Ya sabes: los típicos trucos turísticos. Hay que explotar el filón como sea xD
    besos

    frank
    ¿de amores incestuosos, quieres decir?
    saludos

    Sara
    Bueno, pues como también escribió Shakespeare: Una vez más en la brecha, queridos amigos.
    :)
    besos

    Francesca
    La de vueltas que dan las historias según quién las cuente... xD
    besos

    Jo
    Es decir, que aun encima ¡¡un terremoto!! Eso sí que es una tragedia...
    besos

    Doctora
    Es cierto: Han Solo se las apañaba para interponerse en amores incestuosos. De no ser por él, Luke y Leia acaban como Romeo y Julieta xDDD
    besos

    Alexssa
    Creo que es el mejor cumplido que le pueden decir a alguien que escribe semejantes tocho-post jajaja
    Gracias ^^
    besos

    Ya no vendo...
    Nada de tocapelotas: la crítica constructiva es un regalo, no un incordio.
    Y seguro que tienes razón, pero solo a última hora me decidí por el estilo epistolar y esto me ha llevado a algún desajuste final.
    Gracias ^^
    besos

    ResponderEliminar
  13. Ufff eso si que es vivir intensamente. Jajajaja me encanta!!

    ResponderEliminar

Sin tu comentario, algo importante le faltaría a este post.

Gracias por mejorarlo :D